Apadrina
Publicaciones

Bzz Bzz Bzz ….. por los siglos de los siglos III

Published on 30/06/2014 under Blog
artículo enviado por Bettina, madrina de ecocolmena

 

Como ya comentamos la semana pasada, desde hace bastante tiempo, la humanidad no  ha prestado mucha atención a las abejas,  pero recientemente estamos hablando de ellas  porque están en peligro.

En el año 2007 sólo en  EEUU desaparecieron cerca de 600.000 poblaciones de abejas, casi un cuarta parte de las existentes, lo que ocasionó también graves pérdidas económicas ; científicos franceses y alemanes calcularon el equivalente económico de la polinización anual de las abejas y llegaron a la increíble cifra de ¡153 mil millones de euros! Esto equivale al ¡9,5% de la producción agrícola mundial!

Pero también en nuestro entorno centro europeo hay pérdidas graves de poblaciones de abejas. Hace poco, el 02.04.2014, en Alemania, cerca de Colonia,  murieron cantidades inmensas de abejas: alrededor de un millón de ellas reventaron de una manera misteriosa en muy pocas horas causando mucha aflicción y preocupación entre los apicultores que, enseguida alejaron las colmenas supervivientes a zonas más alejadas. Se supone que murieron a causa de algún veneno, aunque no ha sido publicado cual era ni de dónde procedía – lo que no necesariamente significa que no se sepa todavía, aunque siempre cuando se trata de una gran catástrofe, todos se lavan las manos en agua de inocencia especialmente las empresas de industrias químicas que tienen sus fábricas muy cerca de las colmenas.

Entonces, ¿qué es lo que hace tanto daño a nuestras fieles trabajadoras para que mueran en tan grandes cantidades? ¿Solamente podemos adivinarlo o SABEMOS la respuesta? Y, ¿hay alguna posibilidad de salvarlas? casi seguro se sabe más de lo que se admite, porque aparte del ácaro Varroa que está sentado en el banco de los acusados, seguro que somos nosotros mismos que hemos provocado que la abeja se despida en masa. ¿Cómo lo hemos logrado? Perdonadme, pero supongo que se nota que mi aprecio hacia el hombre ha disminuido mucho, porque desde mi punto de vista nos permitimos demasiados errores, fallos graves y crímenes. No perdonamos a los niños si no han aprendido bien la lección- pero los adultos tenemos permiso para hacer cualquier burrada, incluso si lleva a la destrucción de la base de nuestra vida. En cambio el “mayor de edad”, que puede elegir libremente, se burla e ignora a aquellos que le quieren corregir; las voces criticas que advierten de peligros y entrevén perspectivas negativas no son muy apreciadas y las rechazamos como si fueran locos exagerados quedando como la voz que clama en el desierto.

Hace ya muchos años había científicos críticos y apicultores  muy pendientes de sus colmenas que pensaban que sucedería una catástrofe en lo que se refería a las abejas. Pero ¿a alguien puede sorprenderle que utilizando los pesticidas que utilizamos no solamente se mueran  los bichos “feos” y  los parásitos, sino también  los bichos útiles y deseados como las abejas?  A partir de ahí hay varias posibilidades en lo que se refiere al efecto del veneno, porque algunos tienen un efecto mortal inmediato, pero otros actúan con “retraso”. Hablando claro: del veneno que pusimos hace 20 años y del cual esperábamos, de una manera muy ingenua, que no iba a causar ningún daño ni a las abejas ni al medio ambiente, hoy se manifiestan  sus efectos negativos; otros venenos tienen sus efectos inmediatos, las matan de manera más rápida.

Aunque a lo mejor la abeja sobrevive a los ataques del veneno, hemos de reconocer que, como mínimo, provoca una debilitación de su sistema inmune – en esto están todos de acuerdo, tanto los que quieren cargar la culpa exclusivamente al ácaro Varroa como los que ven a los pesticidas como la mayor causa que lleva a su desaparición.

Lamentablemente eso todavía no es todo ya que en el año 2009, un biólogo suizo publicó sus investigaciones sobre el tema de la mortandad de las abejas en relación a los teléfonos móviles y pudo demostrar que las abejas reaccionan de una manera extremadamente sensible a las microondas de los móviles: demuestran síntomas de una confusión aguda, dejan a su reina para dispersarse en todas las direcciones y no vuelven a la colmena, ¡un desastre!

Nosotros si que vamos a volver a este tema la próxima vez!

 

DALE UN RESPIRO A TU CUERPO

APUESTA POR LA MEDICINA NATURAL

Pide cita en la consulta de Bettina María

Homeópata con más de 25 años de experiencia

Calle Coronel Aloy, 38 Pollença

Llama al 971534509 / 625074416

E-mail: bettinamariakunz@gmail.com