Apadrina

Categoría: Boletín de Noticias

Agosto, mes crítico para la gestión de los parásitos ácaros Varroa

Published on 06/08/2016 under Blog
Agosto, mes crítico para la gestión de los parásitos ácaros Varroa
En las regiones templadas del hemisferio norte, el mes de agosto es el momento más crítico para el control de la Varroa. Durante la primavera son casi invisibles pero están. En la época de fuerte floración, casi el 90% de todos los ácaros se esconden dentro de las celdas de cría operculadas, fuera de nuestra vista, a menos que usemos el método de abortar pupas de sus celdas o tiras adhesivas especiales. Los ácaros Varroa no tiene el necesario protagonismo en los medios de comunicación, parece que este parásito no llama tanto la atención como otros depredadores como la Vespa velutina. Pero la Varroa es el principal problema sanitario de la mayoría de las colmenas del planeta, salvo en los reductos donde aún hay abejas resistentes (leer artículo Poblaciones de Abejas que sobreviven al ácaro Varroa en el mundo) Las poblaciones de ácaros aumentan a medida que las poblaciones de abejas se reducen en la colonia A partir del solsticio de verano, aunque apenas es perceptible en un primer momento, la reina pone cada vez menos huevos cada día y la colonia se reduce gradualmente a medida que el clima se calienta en julio y agosto. Pero mientras que la población de abejas disminuye, la población de ácaros sigue aumentando. Más ácaros hembras fecundadas deambulan por la colmena en busca de celdas de cría que van a ser operculadas, donde pueden poner sus huevos. Si no hay suficientes celdas de cría, los ácaros incluso se duplican y comparten los que están disponibles. Y en agosto, la colonia ya apenas dispone de zánganos, pues han sido expulsados o no alimentados por las obreras. Las pupas de zánganos son el destino prioritario de la Varroa, pero al no haber nueva puesta, los ácaros hembra optan por lo que queda: la cría de obreras. Si no se trata, una colonia de tamaño medio que pueden haber tenido 6.100 ácaros a finales de junio, puede encontrar alojamiento para 35 ácaros por cada 100 abejas al llegar el 1 de septiembre, un aumento de casi siete veces en su población. Suponiendo que la temporada se comenzó con cero ácaros, la tasa de crecimiento depende del número de ácaros que se incorporaron a su colonia durante la primavera y el verano. Todas las colonias de abejas puede iniciar una infección de Varroa en casi cualquier momento del año. Los ácaros Varroa pueden llegan a las colmenas de muchas maneras: Están en las flores, aunque es el método de adquisión…
continue reading

Europa dona 500.000€ a proyectos de apicultura en Mozambique

Published on 06/08/2016 under Blog
Europa dona 500.000€ a proyectos de apicultura en Mozambique
La Unión Europea, a través del Programa de Desarrollo Económico Local (PRODEL), destina 500.000 euros para financiar un proyecto para integrar en la cadena de valor de la producción de miel a los pequeños apicultores de Caia , Cheringoma y Maringue, en la provincia mozambiqueña central de Sofala. El proyecto se llevará a cabo durante un período de diez semanas, por la agencia de desarrollo económico local, ADEL. Los fondos darán apoyo a los pequeños apicultores locales, a través de la mejora del acceso al mercado mediante la mejora de sus técnicas de producción. Tiene tres objetivos - Proporcionar formación en métodos modernos de apicultura, fortalecer las asociaciones de apicultores locales, y desarrollar planes de negocio. Las asociaciones de productores, organizaciones de sociales y los organismos gubernamentales se reunieron el miércoles para crear el Grupo de Miel Provincial (GPM). Está siendo dirigido por el Instituto de Promoción de Exportaciones (IPEX), que será el encargado de entregar la asistencia técnica, la comercialización y la recopilación de información. Un estudio llevado a cabo hace cuatro años encontró que la miel es un vector importante para el desarrollo, particularmente en el norte de Sofala, donde hay extensas áreas de bosque. Según el director de la ADEL en Sofala, Hamid Tayob, la producción de miel ofrece una fuente adicional de ingresos y da una oportunidad para diversificar la economía local. Desde ecocolmena aplaudimos y celebramos la realización de estos proyectos de desarrollo apícola en comunidades campesinas.
continue reading

Cómo ve una abeja. El aparato visual de la Apis mellifera

Published on 01/08/2016 under Blog
Cómo ve una abeja. El aparato visual de la Apis mellifera
Las abejas adaptan su visión en función de su vuelo o búsqueda de alimentos. Y tres ojos primitivos adicionales le ayudan a saber la hora solar. El aparato visual de las abejas está formado por dos grandes ojos compuestos situados en posición dorso-lateral de la cabeza y tres pequeños ocelos (pequeños ojos) organizados en triangulo en la parte frontal de la misma. Los ojos compuestos están formados por un conjunto de unidades ópticas simples, alrededor de 6000 por cada uno, llamadas omatidios, cada una de estas unidades captan una pequeña y especifica porción del campo visual que envían al sistema nervioso el cual procesa y forma una única imagen compuesta por miles de puntos, como si fuese un mosaico. La imagen que se genera no tiene nitidez, debido a eso las abejas tienen que acercarse a una distancia de 5 cm de una flor para distinguirla de las plantas y hojas; aunque para esta labor utilizan otros sentidos (ver artículo Las antenas de las abejas son el olfato, oído y tacto). Otro factor importante es la percepción de los colores que está estrechamente relacionada a la polinización de las plantas con flores; las abejas tienen una mayor sensibilidad a longitudes de onda menores del espectro visual y menor sensibilidad para las longitudes de onda larga, eso significa que las abejas perciben los colores del mundo que las rodea de manera muy distinta respecto a los vertebrados superiores. Las flores aprovechan de esta sensibilidad visual de las abejas para su propio beneficio. A los ojos humanos, los pétalos pueden parecer de color uniforme pero éstos presentan áreas que reflejan la luz ultravioleta que guían las abejas hacia la fuente de polen, garantizando de esa manera la polinización. Diferente es la situación en la percepción de las longitudes de ondas largas que estimulan muy poco los omatidios, lo que deriva que una flor que al ojo humano puede parecer roja, una abeja la percibirá de color negro. Para las abejas la percepción de los colores depende también de otro factor, la velocidad de vuelo, cuando se encuentran en vuelo a elevada velocidad no perciben los colores, solo vienen  percibidos cuando se acercan y dan vueltas lentamente alrededor de las flores. También el objetivo del vuelo afecta a la percepción de los colores, cuando las abejas se mueven hacia una fuente de alimento tienen una excelente capacidad de discriminar los colores, porque el…
continue reading

Los secretos del veneno de las abejas

Published on 01/08/2016 under Blog
Los secretos del veneno de las abejas
El veneno de la abeja induce al receptor de dolor a percibir un daño mayor del que realmente se ha infligido. El veneno de las Apis mellifera es un líquido incoloro y amargo; su composición activa contiene una mezcla de proteínas, que tienen como propósito causar en el ser atacante inflamación local, y además actúa como un anti-coagulante. Una abeja puede inyectar 0,1 mg de veneno a través de su aguijón. El veneno de las Apis.m. tiene similitudes con el de la toxina de la ortiga marina. Los efectos suelen atribuirse a la acidez del compuesto, en realidad el ácido fórmico apenas está presente, y sólo procede de una de las dos glándulas implicadas en la secreción del veneno. Una de estas secreciones es ácida. No obstante, la más activa de ellas aparece como un líquido fuertemente alcalino formado por una mezcla de proteínas, principalmente el polipéptido citotóxico melitina (fórmula química: C131H229N39O31). Al conjunto de sustancias del veneno de las abejas se les conoce como Apitoxina. Secretado por las obreras de varias especies de abejas, que lo emplean como medio de defensa contra predadores y para el combate entre abejas. El efecto fundamental del veneno es citotóxico, destruyendo las membranas celulares e induciendo a los receptores de dolor a percibir un daño mayor del que realmente se ha infligido. Las glándulas sinuosas, a su vez, producen una toxina ácida. La apitoxina se emplea a veces medicinalmente —en la llamada apiterapia o apitoxoterapia—, como tratamiento complementario o alternativo, para el alivio sintomático del reumatismo y otras afecciones articulares, por las pretendidas propiedades anti-inflamatorias del péptido 401, la apamina, eficaz supresora del dolor, y de la melitina, que actúa sobre el sistema inmunológico corrigiendo ataques de anticuerpos hacia las articulaciones. Químicamente el veneno de las abejas es bastante complejo. Contiene un gran número de compuestos. Algunos de ellos son volátiles y constituyen la feromona de alarma, otros, más pesados, conciernen a la función venenosa del líquido: Agua (88%) Enzimas, entre ellas la fosfolipasa A y la hialuronidasa Compuestos activos, por centajes del peso seco, sin agua: Aminoácidos, fosfolípidos y glúcidos 20% Aminas, entre ellas la histamina 2% El componente principal es la melitina, compuesto que asciende al 52% del veneno de péptidos. Apamina aumenta la producción de cortisol en la glándula suprarrenal. La apamina es una neurotoxina leve. Adolapin, que constituye el 2-5% de los péptidos, actúa como un anti-inflamatorio y analgésico,…
continue reading

Cómo hacer un Bálsamo labial reparador e hidratante con cera de abejas

Published on 31/07/2016 under Biocosmética
Cómo hacer un Bálsamo labial reparador e hidratante con cera de abejas
Los labios son una parte del cuerpo que no podemos esconder y que se ve agredida por las continuas variaciones de temperatura, por el viento, el sol… Hacer bálsamo labial reparador e hidratante es muy sencillo y económico. Además estará libre de tóxicos, habitualmente presentes en los lápices o reparadores comerciales, químicos dañinos como aluminio, cromo y cadmio. Y por supuesto, al utilizar cera virgen de abeja, evitamos usar un productos derivados del petróleo como la vaselina o la parafina. Si quieres comprar productos como éste y otros de bio-cosmética con certificación ecológica, te recomendamos hacerlo en Alter-Eco, www.altereco.es, un cliente de ecocolmena. Ingredientes: Manteca de Cacao 25gr Aceite de Almendra dulce o manteca de cacao 30gr Manteca de Karite 10gr Caléndula en esencia o macerada Cera de abejas ecológica 15gr 1 cucharada de miel Colorantes naturales (se indican más adelante) Propiedades: La manteca de cacao se obtiene del grano tostado del cacao.  Y es perfecta para un bálsamo labial porque tiene propiedades emolientes y suavizantes, con lo que es excelente para tratar la piel reseca y áspera. El aceite de almendra o la manteca de cacao ayudan a que el lápiz labial se deslice sin problemas. Los colorantes que puedes usar. El aceite de almendras dulces tiene un gran efecto hidratante y tiene un efecto reductor de la sequedad de la piel, alivia la irritación y calma el picor. La manteca de karité se obtiene de las semillas de un arbol proviniente del oeste de Africa. Esta manteca es un regenerador celular natural. Actua recubriendo la piel con una película que evita la deshidratación y protege de las agresiones externas. Y el macerado de flores de caléndula tiene un efecto protector cutáneo, es antiinflamatorio, antiséptico y cicatrizante. Con la cera de abeja, de origen ecológico, conseguimos emulsionar todos los ingredientes y darle la textura deseada. Para un bálsamo labial con una textura más blanda  se añade menos cera de abeja, y para un bálsamo más consistente de sagrega más cera de abeja. En cuanto a los colorantes, existen muchas sustancias naturales que se pueden usar para crear diversos tonos de rojo, rosado, marrón y anaranjado.  Para un lápiz labial rojo brillante, utiliza raíz de remolacha en polvo. Usa canela para lograr un color marrón rojizo. Mezcla la cúrcuma con otros polvos para crear un tono cobrizo. El cacao en polvo le da un tono marrón intenso al lápiz labial. Preparación: Calentar la…
continue reading

¿Cuánta miel puede producir una abeja?

Published on 25/07/2016 under Blog
¿Cuánta miel puede producir una abeja?
Las abejas obreras tardan 21 días en convertirse en insectos adultos, y tan solo viven trabajando unos 45 días en épocas de fuerte floración. Solo en la última parte de esos días irá a recoger néctar, polen, agua, resinas para propóleos y mielatos. Una cucharadita de 4 ml de miel, del tipo cuchara de café, representa el trabajo de toda la vida de 10-12 abejas. Para reunir un kilo de miel hacen falta 2.500 abejas. Cada obrera hará entre 10 y 15 vuelos diarios, volando entre 40 y 100 kilómetros diarios, a una velocidad máxima de 25Km/h, durante al menos 21 días. Cada abeja obrera libará (cosechará) el néctar de 560 flores al día. En números redondos: 4ml de Miel = El intenso e imparable trabajo de 10 abejas obreras 1kg de Miel = 200.000 mil vuelos, recorriendo al menos 8.000km 1Kg de Miel = Libar el néctar de 1,4 millones de flores (cálculo promedio, dependiendo del tipo de flor) 1Kg de Miel = El trabajo de 2.500 abejas 5Kg de Miel = Requiere volar una distancia de 40.oookm. La circunferencia de la Tierra (la distancia de todo el camino alrededor del ecuador) es de 40,091 kilómetros. La producción de una colmena completa y fuerte varía según su salud, territorio, floración y clima, desde 12 kilos en La Alcarria a 30 kilos en zonas de Extremadura o Galicia. Al menos 8 kilos deberán conservarse en la colmena como reservas de invierno para las abejas.   Fuente(s) J. Jansonius, Duncan Colin McGregor. "Palynology, principles and applications, Volumen 1". Ed. American Association of Stratigraphic Palynologists Foundation, 1996. ISBN: 871034,978093. Pág. 934 "On the average, one worker bee produces about 1/12 of a teaspoon (0.4 ml) of honey in her lifetime"
continue reading

Abejas como vector de resistencia a los antibióticos

Published on 22/07/2016 under Blog
Abejas como vector de resistencia a los antibióticos
El uso irresponsable e ilícito de antibióticos en apicultura es la causa de la persistencia de las enfermedades La mayoría de las patologías apícolas tienen carácter endémico, o sea, los agentes causantes de las enfermedades se encuentran en el territorio constantemente en forma latente o subclínica (fase de una enfermedad que no da síntomas clínicos). Existen varios factores que no permiten la erradicación de las enfermedades y uno de los problemas principales es el uso irresponsable e ilícito de antibióticos en apicultura. Los antibióticos son sustancias que inhiben el desarrollo y la reproducción de bacterias a través de varios mecanismos, pero ningún antibiótico es capaz de eliminar las esporas bacterianas (etapa inactiva y resistente de algunos tipos de bacterias como el Penibacillus larvae, agente de la Loque americana), esto significa que las empresas apícolas que basan el control de enfermedades de origen bacteriana a través del uso de antibióticos se podrían enfrentar a la persistencia en el apiario de la bacteria en su forma esporulada (sin dar síntomas) hasta que no desaparezca la cobertura antibiótica; además la regresión de los síntomas favorece la propagación de las peores características genéticas de la población, porque no permite eliminar las abejas débiles (no resistentes) a la enfermedad , como si fuese una selección al revés. Pero uno de los problemas principales derivado del uso indiscriminado de antibióticos es el desarrollo de resistencias antibióticas, un fenómeno preocupante tanto en medicina humana como en la veterinaria, por el cual una bacteria resulta resistente a la actividad de un fármaco antibiótico. El abuso y uso inadecuado e innecesario de estos fármacos contribuye al desarrollo de bacterias resistentes, en otras palabras, significa que actualmente muchos antibióticos ya no funcionan, esto pone en serio peligro la salud  de todos (humanos y animales). Las abejas tratadas con antibióticos durante su actividad de polinización, pueden ser también vectores de resistencias antibióticas debido a que cada abeja cotidianamente entra en contacto con miles de flores llevando a cabo hasta 3.000 viajes, es por eso que dejar circular abejas tratadas con antibióticos representa un riesgo real para la salud colectiva. La Organización Mundial de la Salud recomienda que se haga un uso de antibióticos limitado y responsable, sobre todo cuando existen otras alternativas, además informa que su uso a bajas dosis y por largos periodos de tiempo constituye una condición favorable para al desarrollo de resistencia antibiótica La Unión Europea prohíbe en…
continue reading

Cómo captan los pesticidas las abejas y como detectar un envenenamiento

Published on 11/07/2016 under Blog
Cómo captan los pesticidas las abejas y como detectar un envenenamiento
Existe una estrecha relación entre abejas y el entorno natural en el que viven, siendo este mismo una rica fuente de sustancias (néctar, agua, polen, propóleos, o mielatos) necesarias para la supervivencia de la colonia; esta fuerte relación resulta también beneficiosa para el ser humano el cual utiliza los productos derivados de sus trabajos. Las pecoreadoras son las abejas que se dedican a la recolección para la colmenade estas preciosas sustancias, siendo entre un 20% o 60% de los componentes de una colmena, cumplen decenas de viajes al día visitando miles de flores y son las más expuestas a la acción de pesticidas y en particular a los insecticidas. Las abejas pecoreadoras entran en contacto con estas sustancias ingiriendo polen, néctar y agua contaminados, inhalando el aire a través de los estigmas, también interceptando con los pelos del cuerpo las partículas en suspensión durante el vuelo; estas situaciones se verifican cuando los tratamientos se efectúan en el periodo de floración o en momentos inadecuados del día, con viento que traslada las sustancias en el ambiente silvestre o utilizando dosis demasiado elevadas de producto, todas estas situaciones pueden llevar a la muerte rápida de la abeja o a una lenta perdida de vitalidad que culminará con su muerte. Los síntomas más evidentes después de un envenenamiento son la presencia de numerosas abejas muertas en la entrada de la colmena o abejas moribundas que presentan comportamientos anómalos, temblores, espasmos, movimientos lentos, parálisis, incapacidad al vuelo, además estando implicadas de la mayoría de las colmenas de un apiario. En el peor de los casos en el interior de la colmena se pueden encontrar crías muertas de frío o porque no han sido alimentadas debido también a la muertes de las obreras. Además las abejas pueden entrar en contacto con sustancias pesticidas con dosis sub-letales o sea dosis muy bajas que no provocan necesariamente la muerte del insecto pero provoca muchas alteraciones que llevarán inevitablemente al debilitamiento de la colonia, como problemas en el sistema de comunicaciones y actividades sociales, pueden tener perdida de orientación, agresividad, disfunción de la memoria y del aprendizaje, reducciones en los vuelos de las pecoreadoras, problemas de desarrollo en la cría, malformaciones en los individuos adultos, disminución de la longevidad, disminución de la puesta de huevos por parte de la reina, llevando la colmena a una muerte furtiva, que se manifiesta con un progresivo despoblamiento. Algunos de estos síntomas…
continue reading

Decantar la miel no es madurar, la miel es madura desde su elaboración por las abejas

Published on 07/07/2016 under Blog
Decantar la miel no es madurar, la miel es madura desde su elaboración por las abejas
Para los apicultores: No llaméis madurador a lo que es un decantador. La miel no es como el vino, la miel no necesita madurar, ya está lista desde su operculado por las abejas en el panal. La palabra madurador confunde al consumidor, le hace pensar que la miel tiene un proceso de mejora, de "maduración". El nombre correcto es decantador, pues la miel por su densidad y peso, ocupa los espacios inferiores y decanta restos no filtrados con anterioridad. decantador, ra adj. Dicho de un recipiente o de una instalación: Que sirve para separar dos sustancias por decantación. madurador, ra adj. Que hace madurar.  
continue reading