Apadrina

Polen

Abeja_PolenEl polen, alimento completo

El polen es el polvo, más o menos grueso, que contiene los microgametofitos de las plantas con semilla (espermatófitos).  Una vez ocurrida la polinización, una vez llegado el grano de polen a la superficie receptiva en la planta de destino, es decir al estigma, se produce su germinación.

Las abejas generan enzimas capaces de digerir el polen mientras está almacenado en los panales de cera. No es un proceso inmediato, sino que la abeja almacena el polen en los panales, agrega sus enzimas, tapa este polen con una capa de miel a fin de que sea un proceso anaerobio, y en unas semanas el polen se transforma en lo que los apicultores denominan pan de la abeja. En esas condiciones el polen resulta digerible, obteniéndose de él todas las proteínas (con los aminoácidos esenciales), grasas, minerales, oligoelementos, etc. El polen es considerado como el alimento básico de la larva de abeja. Los adultos consumen más néctar que polen.

El pan de abejas no suele ser un producto comercializado para consumo humano.

Las abejas melíferas, han desarrollado en el tercer par de patas una especie de ‘cestas’, también denominadas corbículas, a las que por medio de ‘peines’ trasladan los granos de polen que se adhieren a su cuerpo, los cuales son transportados a la colmena, donde se realiza todo el proceso de fermentación descrito.

El polen para consumo humano

El procedimiento para obtener polen de una colmena consiste en forzar la entrada por unas rejillas que la abeja atraviesa con esfuerzo. El paso es tan estrecho que el polen adherido a las patas roza con los bordes y cae una caja, que el apicultor recoge cada dos días.

Las abejas recolectan el polen de las flores y lo almacenan en celdillas, formando “gránulos de polen apícola”, que pueden contener entre 100 mil y 5 millones de granos de polen individuales. Las abejas transportan el polen porque es el principal alimento de sus crías, ya que durante su crecimiento necesitan aminoácidos esenciales y proteínas.

El polen es un alimento completo, encontramos en él: agua, aminoácidos, proteínas, lípidos,carbohidratos, minerales, vitaminas, enzimas y otros micronutrientes. Contiene los 22 aminoácidos esenciales, además de vitaminas A, C, K, complejos de vitamina B, rutina, selenio, flavonoides, carotenoides y fitoesteroles.

La composición depende de la especie pero generalmente, además de numerosas vitaminas y aminoácidos, tiene los siguientes valores nutritivos:

Composición
Proteína 16-30 %
Almidón 1-7 %
Azúcares 0-15 %
Lípidos 3-10 %

El polen que recogen las abejas es un excelente complemento nutricional y terapéutico, muy adecuado para la prevención y tratamiento de enfermedades que se desarrollan con más prevalencia en los países desarrollados. Algunas fuentes de divulgación sugieren que los suplementos de polen pueden ser usados en un gran número de tratamientos, como por ejemplo: anemia, disfunciones del sistema digestivo, desórdenes mentales como la depresión, astenia y drogodependencias.(1)

Abejas y Polen (1) La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de los Estados Unidos no ha encontrado efectos dañinos del consumo de polen, excepto por algunas alergias. Sin embargo, la FDA no permite que los vendedores de polen aleguen que el producto tiene beneficios para la salud ya que no existe una base científica para tales argumentos. Además hay posibles riesgos de alergias y contaminaciones de pesticidas, hongos o bacterias que pueden ser causados por almacenaje deficiente. Algunos productores afirman que cosechar polen es beneficioso para las colmenas pero tal cosa carece de pruebas.

 

 

En ecocolmena centramos los objetivos en cuidar a las abejas y su entorno. Por este motivo meditamos mucho antes de obtener cantidades significativas de polen para consumo humano, pues pensamos que estresa innecesariamente a las abejas y compromete la alimentación de sus crías.