Apadrina
Publicaciones

La farmacia de las abejas, medicina natural con apiterapia y superalimentos

La farmacia de las abejas, medicina natural con apiterapia y superalimentos

La apiterapia es el uso de los medicamentos creados por las abejas

Hay evidencias científicas que sugieren que los productos elaborados por las abejas promueven la respuesta natural del cuerpo humano ante afecciones y dolencias.

Los productos de las abejas son “los superalimentos originales” y sin restricciones de propiedad industrial.

Todo el mundo ha sufrido en algún momento fatiga física sin causa aparente, dolores en las articulaciones o en los músculos, molestias respiratorias, etc. En la sociedad actual hay una pastilla para casi cada uno esos síntomas del cuerpo, pero ¿qué pasa con los remedios naturales?

La apiterapia es el uso de los medicamentos creados por las abejas. Las terapias que usan productos elaborados en las colmenas;han existido desde hace miles de años, y se han utilizado en las sociedades antiguas de manera ininterrumpida, desde Egipto a Grecia y China. A veces la apiterapia solo se asocia con las picaduras de abejas, o el uso de veneno para las terapias, pero en realidad incluye a todos los productos de la colmena: Veneno, miel, polen, jalea real y cera de abejas; y pueden ser combinados con otros ingredientes tales como aceites esenciales y otros recursos naturales, como: aceites de jojoba, Niaulí, karité, o principios activos obtenidos del jengibre, por citar algunos.

Existe una creciente evidencia científica que sugiere que los diversos productos de las abejas promueven la curación o restauración del cuerpo humano potenciando mecanismos y funciones de la circulación, estimulando una respuesta inmune saludable o reduciendo procesos inflamatorios.

Además de miel y veneno, las abejas procesan especialidades propias, que forman su catálogo de farmacopea natural. Las culturas antiguas utilizan el polen de abeja, propóleo y jalea real para la proporcionar energía y conservar la belleza, estas lejanas culturas no disponían de nuestra actual tecnología, pero sabían apreciar los resultados de los buenos alimentos y medicinas que facilitaba la naturaleza. Ahora se ha puesto de moda sustituir ciertos productos de síntesis o el botox, con cremas con base en veneno de abejas para rejuvenecer, eliminar arrugas y mejorar la frescura del rostro.

Imagen del Manual Apícola para niños de la Asociación ACUA (El Salvador)

En su libro ‘superalimentos, la comida y la medicina del futuro,’ David Wolfe llama a los productos de las abejas “Los superalimentos originales”.

El polen de las abejas, o granos de polen apícola, es uno de los alimentos más lleno de nutrientes de la tierra. Los textos antiguos como la Biblia se refieren al polen como “maná”, un alimento nutritivo utilizado para mantener a las personas durante la enfermedad o el hambre.

El polen es abundante en enzimas activas, útiles para la digestión saludable. Tiene alto contenido de vitaminas – especialmente vitaminas del grupo B, así como vitaminas C, D y E. El polen de abeja es rico en minerales como el calcio, cobre, hierro, manganeso, selenio, por nombrar algunos. No olvidemos que el polen de abeja es una gran fuente de proteínas vegetales, con más proteína por gramo que la carne, el huevo o el queso. Además, estos maravillosos nutrientes se absorben más fácilmente al proceder de las flores de las plantas.

Los propóleos, elaborados por las abejas en base a resinas naturales y procesos digestivos que incorporan muchos otros elementos, son la “póliza de seguro de salud” de la colmena, evitando que las bacterias y los virus afecte a las abejas. En forma líquida, el própolis se viene utilizando como antibacteriano en la curación de infecciones de garganta, encías, llagas y heridas. El propóleo es rico en vitamina C, E y provitamina A. Un importante beneficio nutricional de los propóleos es su alto contenido de bioflavonoides. El propóleo es tan rico en bioflavonoides que es uno de los antioxidantes más potentes de todo.

La jalea real es conocida por las composiciones de vitaminas; la fuente natural más rica de la Vitamina B5 (ácido pantoténico). Contiene además calcio, zinc, hierro y manganeso. La jalea real es un potente antioxidante, estimula la energía y, a menudo, se la conoce como “el rejuvenecedor” o “la fuente de la juventud”.

Ahora tu, el lector, puedes probar y decirnos si los productos de las abejas valen la insignia ‘súper’ alimentos y ‘super’ medicinas. Prueba y verás como enseguida notas sus beneficios.

 

Autor

Jesús Manzano

CoFundador de ecocolmena
Profesor y consultor de apicultura

 

Etiqueta: , , , , , , , , , ,