Apadrina

Syngenta

Apicultores y activistas de Greenpeace entregan en el Ministerio de Agricultura 400.000 firmas para salvar las abejas

Published on 16/05/2017 under Blog
Apicultores y activistas de Greenpeace entregan en el Ministerio de Agricultura 400.000 firmas para salvar las abejas
Apicultores y activistas de Greenpeace entregan en el Ministerio de Agricultura 400.000 firmas para salvar las abejas Mañana se discute en Bruselas la prohibición de tres de los plaguicidas más dañinos para los insectos polinizadores El 40% de estos insectos está en peligro de extinción, cuando son responsables del 70% de los cultivos de los que nos alimentamos en España Voluntarios/as de Greenpeace, acompañados por representantes apícolas han entregado además un kit de polinización a la ministra García Tejerina   Mañana, 17 de mayo, la Comisión Europea (1) discutirá en Bruselas la prohibición (2) de tres plaguicidas que ponen en riesgo las poblaciones de insectos polinizadores y España no parece ir a ese encuentro con un espíritu muy proactivo, aunque en 2013 apoyó la prohibición parcial del imidacloprid, la clotianidina y el tiametoxam. Por eso, Greenpeace ha entregado a la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, 400.000 firmas para recordarle que la sociedad española exige un papel claro en la protección a los polinizadores como las abejas. "La ciencia es tajante: los neonicotinoides son altamente peligrosos para las abejas y otras especies. El Gobierno español debe apoyar una prohibición total de estos insecticidas.“ ha afirmado Luis Ferreirim, responsable de agricultura de Greenpeace España. ”Solo en España más de 400.000 personas y cerca de 100 entidades han alzado su voz a favor de las abejas". El papel de estos polinizadores es vital para los ecosistemas y la producción de alimentos: nueve de cada diez flores necesitan de un insecto que las polinice para dar frutos y semillas y cerca del 70% de los principales cultivos que consumimos en España dependen de ellos. Una veintena de voluntarios, acompañados por representantes del sector apícola (3) con crespones negros en señal de duelo, se han personado en las puertas del Ministerio de Agricultura portando colmenas y centenares de abejas muertas para mostrar las consecuencias que los insecticidas como el imidacloprid, la clotianidina o el tiametoxam están dejando en estas poblaciones de insectos (más del 40% están ya en peligro de extinción). Greenpeace ha entregado a la ministra y al director general de Sanidad de la Producción Agraria, Valentín Almansa, un kit de polinización para que entiendan​ que todas las personas tendremos que ponernos a polinizar si no se toman medidas urgentes para prohibir los plaguicidas peligrosos y apoyar la agricultura ecológica. Junto al kit, la organización ha remitido…
continue reading

La industria agroquímica financia a los científicos que no relacionan los pesticidas con la muerte de las abejas

Published on 29/09/2016 under Blog
La industria agroquímica financia a los científicos que no relacionan los pesticidas con la muerte de las abejas
Un reciente estudio determina que los científicos que no relacionan pesticidas con la muerte de abejas están en muchos casos financiados por la industria agroquímica. ‘Syngenta y Bayer tienen una influencia sustancial en el debate,’ contestó uno de los investigadores en respuesta al análisis de Greenpeace acerca de la corrupción corporativa que existe en la investigación sobre pesticidas. Estos grandes productores de químicos, de los que destacan los pesticidas, han invertido millones en influenciar a investigadores que examinan el papel de los neonicotinoides, un derivado de la nicotina encontrado en muchos de los pesticidas más frecuentes, sobre la muerte de las abejas, según un reciente análisis de Greenpeace. El análisis llega justo semanas después de que investigadores revelaran los resultados de un extenso estudio en el Reino Unido que demuestra cuán dañinos son los neonicotinoides para las abejas. Bayer y Syngenta, dos de los productores mundiales más grandes de pesticidas basados  en neonicotinoides, ofrecieron más de 2 millones de libras a Universidades británicas encargadas de la investigación sobre pesticidas entre 2011 y el comienzo de 2016, denunció Joe Sandler Clarke, periodista de la Energydesk de Greenpeace el 29 de Agosto. “Syngenta y Bayer tienen una influencia sustancial en el debate,” le comentó el Dr. Cristopher Connolly, catedrático en neurobiología en la Universidad de Dundee en Escocia, a Clarke. La Energydesk envió 135 peticiones de Libertad de Información a universidades del Reino Unido, pidiendo detalles sobre la financiación de los estudios afectados por Bayer o Syngenta, y solo recibió contestaciones de 70 instituciones. Entre las que más recibieron dinero de estas corporaciones fueron la Universidad de Nottingham, donde la suma ascendió hasta 557.500 libras recibidas de Syngenta para las investigaciones de biología entre2011 y 2015, y la Universidad de Reading llegó a recibir 587.952 libras por un estudio similar en el mismo período. Dave Goulson, profesor de biología en la Universidad de Sussex aseveró que es difícil de medir el nivel de influencia que estas corporaciones tienen sobre el tema. Aun así, le contó a Clarke: “Sí que parece ser el caso que las investigaciones financiadas por las compañías agroquímicas raramente encuentras evidencias de que sus productos dañen el medio ambiente, mientras que aquellas financiadas por medios independientes encuentran mucho más a menudo evidencias de los efectos adversos causados por esos mismos productos.” Más adelante también afirmó que “los investigadores se encuentran bajo presión para obtener financiación para las investigaciones y por…
continue reading