Apadrina
Blog

Abejas pasando el invierno en galpones

Published on 05/12/2017 under Blog
Abejas pasando el invierno en galpones

Estas son algunas de las razones por las cuales algunos apicultores de California comienzan a optar por mantener en invierno sus colmenas dentro de salas acondicionadas, una técnica usada desde hace décadas en Canadá:

  1. Las abejas en estos cobertizos están inactivas, por lo que los apicultores no necesitan dedicar tiempo ni recursos a alimentar y manejar a las colonias. Esto puede ahorrar dinero a los apicultores, ya que el paisaje de California en noviembre-diciembre es muy duro para colonias sin alimentación suplementaria. Las abejas no pueden volar, no tienen por qué hacerlo ni a donde ir, y tampoco desarrollan crías (actividades que requieren mucha actividad), por lo que pueden conservar energía y acumular grasa corporal.
  2. Las salas de invierno permanecen frías, por lo que las colonias no tienen cría. Algunos apicultores consideran este período sin larvas como un tratamiento para ácaros, porque los ácaros Varroa  no pueden reproducirse sin cría. Esto significa que los números de ácaros no aumentarán y que los ácaros de la colonia pueden morir o envejecer demasiado para reproducirse con éxito. Por lo tanto, las colonias podrían comenzar la polinización de primavera con cargas bajas de ácaros.
  3. Dado que la colonia pasa por un “invierno” y está dormida, la reina permanece quieta durante un período de tiempo. Esto le da a la reina un descanso de poner huevos. Algunos apicultores creen que este descanso aumenta la longevidad de la reina.
  4. Las colonias que pasan el invierno en el campo de California, donde la temperatura es variable y aumenta lentamente en febrero y marzo, incrementan su desarrollo de crías a través de un proceso lento. Pero cuando las colonias “invernadas” en salas regresan al campo, experimentan un cambio enorme de temperatura, un cambio positivo, lo que según algunos apicultores conduce a un boom demográfico. Algunos apicultores dicen que sus abejas se ven más sanas y más grandes durante la polinización de la primavera, y aseguran que esto se debe probablemente al salto rápido que estas colonias hacen para criar nuevamente.
  5. Las abejas acumulan dióxido de carbono dentro de sus colonias cuando se encuentran en un espacio confinado donde la ventilación es restringida. Dejar que los niveles de CO2 se acumulen demasiado puede matar a las abejas, pero dado que los ácaros son más pequeños, se necesita menos CO2 para dañar a los parásitos de lo que se necesita para dañar a una abeja. Algunos científicos están trabajando para encontrar un “punto óptimo”, es decir, un nivel de CO2 que no sea nocivo para las abejas, sino para los ácaros. Mientras, los apicultores no confían en los cobertizos como su principal tratamiento contra la Varroa, pero tienen la esperanza de que con más investigaciones, podría ser la clave para comenzar el año con abejas sanas.

Foto de portada de stepplerfarms.com

Artículo traducido y adaptado, original de Phoebe Koenig – beeinformed.org

', '
' ); ?>
Tagged: , , ,