Apadrina
Publicaciones

Apicultores estadounidenses temen por su supervivencia mientras la toxina anti-Zika mata a millones de abejas.

Published on 06/09/2016 under Blog
Apicultores estadounidenses temen por su supervivencia mientras la toxina anti-Zika mata a millones de abejas.

«una fina llovizna salpicada con sustancias neurotóxicas, rociada desde el cielo por las autoridades en la lucha contra los mosquitos que propagan el virus Zika»… así vieron algunos apicultores como morían millones de abejas.

Al principio de esta semana, apicultores de Carolina del Sur encontraron millones de abejas muertas en sus apiarios, resultado de la acción de los pesticidas. El video colgado por una apicultora en Facebook muestra miles de abejas muertas alrededor de sus colmenas, mientras las pocas supervivientes tratan de mover los cuerpos de sus hermanas fuera de la colmena.

“Esto es todo lo que queda en Flowertown Bees” dice la apicultora en el video. La co-dueña, Juanita Stanley, comentó para Associated Press que sus colmenas “parecía que habían sido bombardeadas” y estima las pérdidas en 2 millones y medio de abejas muertas.

En otro post en Facebook, Andrew Macke que se dedica a la apicultura como hobby en Carolina del Sur, escribió que había perdido “miles y miles de abejas” y que el rocío de insecticida había devastado su negocio. “Hemos perdido la cabeza,” escribió, “¿rociando veneno desde el cielo?”

En total en Estados Unidos, las abejas y otros polinizadores contribuyen en 29 billones de dólares en beneficios agrarios. El departamento de regulación de pesticidas de la Universidad de Clemson está investigando el incidente.

El jefe del programa, Dr. Mike Weyman, dijo que a pesar de que Carolina del Sur tiene estrictas normas de protección sobre los polinizadores, los funcionarios usaron una sustancia neurotóxica, Naled, bajo una cláusula de exención debido a una “crisis clara de salud pública”.

Más de tres docenas de personas han dado positivo en Zika en Carolina del Sur, dijo Weyman, y para las autoridades se ha convertido en una prioridad prevenir más transmisiones debido al mosquito Aedes aegypti, transmisor del Zika.

“No queremos que uno de esos mosquitos acabe picando a uno de esos individuos que ya tenemos localizados como positivos,” dijo Weyman. “Sabemos, sin sombra de duda, que el Zika está expandiéndose en Florida. Si llega a la población de mosquitos… sería jugar con fuego.”

“Todos con los que he hablado están muy preocupados acerca del efecto” de los insecticidas, dijo Jennifer Holmes, vicepresidenta de la Asociación de Apicultores de Florida. “Si hubiera una regulación que permitiese que matasen la mitad de tu ganado durante la noche, ¿cómo te recuperarías?”

Holmes se ha dedicado la pasada semana a trabajar en comunicación entre los apicultores y las autoridades competentes en este asunto. Los apicultores temen “no solo las pérdidas directas” como resultado de la acción de los pesticidas, “sino también los consiguientes problemas genéticos o de esterilidad” de las abejas supervivientes.

“Entendemos la seriedad de la amenaza de una epidemia,” dijo, “pero también tenemos que pensar en mantener la vida de nuestras colmenas.”

Un apicultor de Luisiana, ha revelado otras cuestiones de importancia en el caso: la mezcla sin conciencia de químicos, y su aplicación, la mala gestión y el desequilibrio a largo plazo que esto va a crear en el ecosistema.

“Para arreglar el problema,” dijo este apicultor, “habrá que empezar por reestablecer la salud del suelo para que de este pueda crecer una planta sana que hará crecer poblaciones sanas, ya sea de abejas o de ciervos.”

“La aplicación de químicos de cualquier tipo crea un desequilibrio del suelo hacia arriba, incluso si un simple mosquito es el objetivo.”

 

Originalmente publicado en The Guardian, Domingo 4 de Septiembre, 2016, por Alan Yuhas desde San Francisco. https://www.theguardian.com/environment/2016/sep/04/zika-mosquito-neurotoxin-kills-bees-livelihoods-beekeepers