Apadrina
Publicaciones

La miel para curar heridas de forma tópica | Lo que nuestras abuelas ya sabían

Published on 30/11/2019 under Abejas
La miel para curar heridas de forma tópica | Lo que nuestras abuelas ya sabían

Nuestras abuelas lavaban sus heridas, las de sus hijos y nietos con matico (Buddleja globosa) y luego ponían miel…. conocimientos ancestrales que ahora se llevan a cabo con parches que son colocados en las heridas

MIEL COMO MEDICINA

Las propiedades medicinales de la miel se conocen desde hace años. El sistema de medicina india Ayurveda describe la miel como el néctar de la vida y recomienda su uso en el tratamiento de diversas dolencias como diarrea, úlceras, etc. La miel se usa como alimento nutritivo, se recomienda tomarla junto con jugo de limón y agua caliente. temprano en la mañana.  Fue utilizado como componente de cremas de belleza y para embalsamar a los muertos en Egipto.

La miel se ha utilizado como adyuvante para acelerar la cicatrización de heridas en úlceras, heridas infectadas y quemaduras. También se ha utilizado para almacenar injertos de piel. En 1933, Philips  mencionó el uso de miel en las quemaduras y lo describió como el mejor apósito natural. En 1937, Voigtlander, usó miel para tratar escaldaduras y enfatizó el alivio del dolor y la acción calmante de la miel.

Los estudios en modelos animales han demostrado que la miel conduce a una curación más rápida y una inflamación reducida que los controles en quemaduras superficiales libres de infección y heridas de espesor total y en heridas infectadas experimentalmente con Staphylococcus aureus. Hay informes de casos que describen heridas por quemaduras que no responden al tratamiento convencional que sanó cuando se usaron vendajes de miel. Un estudio retrospectivo de 156 pacientes con quemaduras tratados en un hospital durante un período de 5 años (1988 a 1992) encontró que 13 pacientes tratados con miel tuvieron un resultado similar a los tratados con sulfadiazina de plata.

Los ensayos clínicos controlados aleatorios prospectivos han demostrado que el tratamiento con miel conduce a una curación significativamente más rápida de las quemaduras de espesor parcial y superficial que la lograda con sulfadiazina de plata, película de poliuretano, membrana amniótica y piel de papa. Sin embargo, en quemaduras de espesor total, se descubrió que la escisión tangencial temprana y el injerto de piel eran superiores al vendaje de miel.

En las quemaduras superficiales y de espesor parcial, el tratamiento con miel de las quemaduras ha resultado en un control efectivo de la infección que es mucho mejor que el logrado con el tratamiento estándar actual, la sulfadiazina de plata y otras sustancias. La lesión térmica es una lesión oxidativa. Hay una mayor actividad de radicales libres en el sitio, lo que resulta en un aumento de la peroxidación lipídica, que es responsable de la formación de cicatrices y contracturas. 

En las quemaduras, la aplicación temprana de la miel limpia los radicales libres y reduce tales cicatrices y contracturas. Esto también puede explicar la reducción de la despigmentación después del tratamiento con miel en comparación con la sulfadiazina de plata y otros métodos de tratamiento. Se ha demostrado que la disminución del dolor durante los cambios de apósito, la disminución de la inflamación y la promoción de una granulación saludable son beneficios adicionales de la miel. Los hisopos de heridas tomados antes y después del tratamiento con miel y el tratamiento convencional han mostrado tasas significativamente reducidas de infección, lo que indica que la miel esteriliza las heridas y promueve la granulación temprana.

Los componentes y características de la miel que son relevantes para la cicatrización de heridas son los siguientes: viscosidad, contenido de agua, azúcares (principalmente glucosa y fructosa), antioxidantes, una amplia gama de aminoácidos, vitaminas y minerales, glucosa oxidasa, que produce peróxido de hidrógeno, y ácido glucónico, que le da a la miel un pH ácido de 3.2 a 4.5. 

El peróxido de hidrógeno se produce solo cuando la miel se diluye, ya que la glucosa oxidasa se inhibe en la miel sin diluir; esto proporciona la mayor parte de la actividad antibacteriana de la miel diluida (en la miel sin diluir, la alta osmolaridad previene el crecimiento bacteriano) y mejora la nutrición local, debido a la levulosa y la fructosa .

Esto da como resultado una curación temprana de la herida y una disminución de la estancia hospitalaria, lo que contribuye a la rentabilidad del tratamiento con miel. La miel es barata, no tóxica y no alergénica, no se adhiere a la herida y proporciona un ambiente húmedo propicio para la rápida cicatrización de las quemaduras

¿EN QUÉ HERIDAS SE PUEDE USAR LA MIEL?

La miel de abeja es especialmente útil en heridas abiertas como las que ocurren luego de un corte, en las heridas posquirúrgicas o en las úlceras varicosas o por presión. La miel de abejas es útil para:

  1. Reducir el tiempo necesario para la curación
  2. Tratar o prevenir una infección en la herida
  3. Facilitar la recuperación de los tejidos y mejorar el resultado estético de la herida

Son varios los mecanismos a través de los cuales se explica la utilidad de la miel de abejas en estos casos:

  • Antibiótico. La miel de abejas ejerce un efecto antibiótico directo sobre las bacterias y hongos evitando su crecimiento y destruyéndolas.
  • Estimulación inmunológica. En contacto con la herida la miel de abejas estimula el funcionamiento de las células del sistema inmunológico (“defensas”) favoreciendo su actividad.
  • Riego sanguíneo. La aplicación de la miel de abejas incrementa el riego sanguíneo en la herida facilitando su curación.
  • Factores de crecimiento. La miel de abejas estimula la producción de factores de crecimiento necesarios para la recuperación del tejido perdido.

Señales de alarma y otras recomendaciones 

Tenga en cuenta, en todo caso y siempre, estas recomendaciones y señales que implican la necesidad de evaluación médica urgente:

  1. Sangrado persistente en la herida.
  2. Si tiene una herida sobre la cual no se conoce la profundidad en el abdomen, tórax, ojo o cuello.
  3. Aparición de fiebre mayor a 39 grados.
  4. La herida emite pus o comienza a oler mal.
  5. Dolor extremadamente urgente en la herida.

 

 

RECOMENDACIONES PARA CURAR HERIDAS CON MIEL

  • Si se trata de una herida extensa busque la valoración del médico. En estos casos se requiere la colocación de sutura para mejorar la recuperación tisular.
  • Incluso si la herida no es extensa pero se sospecha profunda, el desarrollo de adormecimiento en las extremidades, imposibilidad para el movimiento, calambres o pérdida de la movilidad se requiere la valoración médica. Es posible que estructuras como tendones, músculos y nervios se encuentren comprometidas.
  • En primer lugar lave la herida con abundante agua. En caso de existir sangrado abundante conviene hacer presión con una gasa. Si se trata de una úlcera por presión o varicosa solo de correr el agua para evitar la pérdida del tejido de regeneración que comienza a formarse.
  • Aplique la miel de abejas sobre la herida, una forma de hacerlo es utilizando una jeringa sin aguja de tal manera que se cubra toda la herida con ella. Utilice la miel hasta que la herida esté completamente cerrada. No es necesario lavar después de la aplicación. Haga esto cada 12 horas.
  • Siempre revise que la miel de abejas que utilice sea pura y original. En efecto si se trata de una miel falsa el desenlace terapéutico no se logra.

¿Cómo usar la miel?

En quemaduras leves, se recomienda verter agua del grifo inmediatamente sobre las quemaduras, ya que esto reduce la temperatura. Luego, se puede aplicar miel. Dependiendo del área, se pueden aplicar 15-30 ml de miel directamente sobre la herida quemada o empaparse en una gasa antes de la aplicación. Se aplican apósitos secundarios oclusivos o absorbentes para evitar que la miel se filtre, y la frecuencia de los cambios de apósito depende de la rapidez con la que el exudado diluye la miel, que disminuye a medida que avanza el tratamiento.

 

Fuente;

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3188068/

Fuente:

Nada El Garhy. (2017). Topical Application of Honey for Burn Wound Treatment – an Overview.

[Foto]. Recuperado de https://forum.facmedicine.com/threads/topical-application-of-honey-for-burn-wound-treatment-an-overview.29503/