Apadrina
Publicaciones

Los secretos del veneno de las abejas

Published on 01/08/2016 under Blog
Los secretos del veneno de las abejas

El veneno de la abeja induce al receptor de dolor a percibir un daño mayor del que realmente se ha infligido.

El veneno de las Apis mellifera es un líquido incoloro y amargo; su composición activa contiene una mezcla de proteínas, que tienen como propósito causar en el ser atacante inflamación local, y además actúa como un anti-coagulante. Una abeja puede inyectar 0,1 mg de veneno a través de su aguijón.

El veneno de las Apis.m. tiene similitudes con el de la toxina de la ortiga marina. Los efectos suelen atribuirse a la acidez del compuesto, en realidad el ácido fórmico apenas está presente, y sólo procede de una de las dos glándulas implicadas en la secreción del veneno. Una de estas secreciones es ácida. No obstante, la más activa de ellas aparece como un líquido fuertemente alcalino formado por una mezcla de proteínas, principalmente el polipéptido citotóxico melitina (fórmula química: C131H229N39O31).

Al conjunto de sustancias del veneno de las abejas se les conoce como Apitoxina. Secretado por las obreras de varias especies de abejas, que lo emplean como medio de defensa contra predadores y para el combate entre abejas. El efecto fundamental del veneno es citotóxico, destruyendo las membranas celulares e induciendo a los receptores de dolor a percibir un daño mayor del que realmente se ha infligido. Las glándulas sinuosas, a su vez, producen una toxina ácida.

La apitoxina se emplea a veces medicinalmente —en la llamada apiterapia o apitoxoterapia—, como tratamiento complementario o alternativo, para el alivio sintomático del reumatismo y otras afecciones articulares, por las pretendidas propiedades anti-inflamatorias del péptido 401, la apamina, eficaz supresora del dolor, y de la melitina, que actúa sobre el sistema inmunológico corrigiendo ataques de anticuerpos hacia las articulaciones.

Químicamente el veneno de las abejas es bastante complejo. Contiene un gran número de compuestos. Algunos de ellos son volátiles y constituyen la feromona de alarma, otros, más pesados, conciernen a la función venenosa del líquido:

  • Agua (88%)
  • Enzimas, entre ellas la fosfolipasa A y la hialuronidasa
  • Compuestos activos, por centajes del peso seco, sin agua:
    • Aminoácidos, fosfolípidos y glúcidos 20%
    • Aminas, entre ellas la histamina 2%
    • El componente principal es la melitina, compuesto que asciende al 52% del veneno de péptidos.
    • Apamina aumenta la producción de cortisol en la glándula suprarrenal. La apamina es una neurotoxina leve.
    • Adolapin, que constituye el 2-5% de los péptidos, actúa como un anti-inflamatorio y analgésico, ya que bloquea la ciclooxigenasa.
    • La fosfolipasa A2 asciende a un 10-12% de los péptidos y es el componente más destructivo de la apitoxina. Es una fosfolipasa que degrada las membranas celulares. También causa una disminución de la presión sanguínea e inhibe la coagulación de la sangre. La fosfolipasa A2 activa el ácido araquidónico, que se metaboliza con la ciclooxigenasa -ciclo para formar prostaglandinas-, las prostaglandinas regulan la respuesta inflamatoria del cuerpo.
    • Hialuronidasa contribuyendo 1-3% a los péptidos, dilata los capilares que causan la propagación de la inflamación.
    • La histamina contribuyendo 0,5-2% y está implicada en la respuesta alérgica.
    • La dopamina y la noradrenalina que contribuyen al aumento de la tasa del pulso 1-2%.
    • Inhibidores de la proteasa en un 2% y actúan como agentes anti-inflamatorios y detienen el sangrado.
    • Tertiapin, se compone de 21 aminoácidos, es un potente bloqueante de los canales de potasio, relacioando con la reducción de la conductividad eléctrica neuronal y celular.

En raras ocasiones, personas hipersensibles pueden sufrir un shock anafiláctico por una picadura, pero en condiciones normales serán necesarios por lo menos 500 aguijonazos en un corto periodo de tiempo para que se presenten problemas por toxicidad directa.

Redactado por:

Jesus Manzano - Fundador de ecocolmenaJesús Manzano

Socio-Fundador de ecocolmena

Consultor y profesor de apicultura ecológica