Apadrina
Blog

Papá,mamá. Cuando sea grande… quiero ser apicultor

Published on 10/01/2018 under Blog
Papá,mamá. Cuando sea grande… quiero ser apicultor

Dejemos un mundo mejor a las futuras generaciones y acerquemos la naturaleza a su niñez.

¿Puedes recordar tu niñez y como deseabas ser bombero, maquinista de tren, agricultor e incluso astronauta? Bueno, los niños también sueñan con ser apicultores…….

Desde ecocolmena hemos sido testigos del entusiasmo, empatía  y curiosidad que los niños tienen por las abejas, a menudo, llegan los padres con sus retoños, tímidamente al principio, con la preocupación de que los niños sean bien protegidos al ser llevados al apiario. Pronto descubren que los “retoños” son lejos los que más disfrutan y aprenden…. 

Papá, mamá. Cuando sea grande…..quiero ser apicultor

En las ciudades por falta de tiempo muchos niños crecen sin apenas tener contacto con la naturaleza lo que conlleva a una perdida de estímulos para desarrollar su creatividad, la naturaleza los lleva a ser observadores y protagonistas, los prepara para desarrollar habilidades que más tarde les servirán en la vida, pero por sobre todo desarrollarán una empatía y un vinculo irrompible con natura.

Cuando los padres comprenden que sus propios miedos frente a las abejas no son transmisibles a sus hijos es el momento de visitar un apiario. A menudo llegan a los apiarios padres con sus pequeños, colegios con niños entusiastas y con la mente abierta para aprender, ha sido un acto de visualización de un docente que comprende que debemos inculcar la conciencia de protección de los polinizadores y la naturaleza, sin duda, la experiencia es maravillosa, vale la pena repetir y volver por más aprendizaje.

 

¿Cuál es el mejor momento para conectar a un niño con la naturaleza y despertar en el la conciencia de protección?

Salir de la ciudad, cuidar de animales y plantas, jugar en un charco de barro, acampar, salir con ellos por la noche y observar estrellas, visitar un apiario, son solo algunas de las actividades que acercarán a los pequeños a un mundo natural y fascinante, los expertos dicen que entre más temprana es la interacción de los niños es mejor se crea un vinculo mucho más fuerte. Lo ideal, es inculcarle al niño una pedagogía verde.

¿Por qué visitar un apiario?

El mundo de la apicultura resulta fascinante para los pequeños, la naturaleza es divertida y estimulante y la apicultura resulta en cierto modo un enigma para los niños, desde la vestimenta que a menudo asocian ludicamente a trajes de astronautas, el camino que deben hacer hacia el colmenar lleno de aventuras, la siembra de plantas para ayudar a  alimentarse a las abejas, hasta la adrenalina que llevan por ver pronto las colmenas por dentro. Una vez allí, las caras de asombro no son  solo de los niños, finalmente los padres también dejan ver sus caras de asombro.

 

Cuando un pequeño sale fuera, en un entorno natural o incluso construido, y no sabe qué hacer, es signo de que su instinto se está perdiendo

Desde ecocolmena nos hemos preocupado de enfocar toda nuestra atención en el cuidado y protección del medio ambiente para preservación de las futuras generaciones, es decir, nuestro trabajo es a largo plazo, nos interesa que cada niño que nos visita comprenda la importancia de los polinizadores, sepa el riesgo que esta especie y otras enfrentan y sientan que ellos mismo son una parte vital en el cuidado de todos los seres vivos, futuros guardianes de la naturaleza.

Los pequeños guerreros verdes

 

Un niño con conciencia verde es un futuro adulto protector del medio ambiente, es un ser humano equilibrado, más feliz y con más apego por una familia que ha disfrutado de jornadas de alegría, juegos y aventuras. Se aprende la colaboratividad, trabajo en equipo, compañerismo, altruismo, perseverancia, espontaneidad

 

 

 

¿Cómo podemos acercar a los niños a las abejas?

  • Nunca transmitas tus propios miedos a tus hijos.
  • Enseña el valor que tienen las abejas en nuestra alimentación y los ecosistemas.
  • Visita a algún apicultor que lo acerque al mundo de la apicultura de forma lúdica.
  • Siembra flores con ellos y explícales que servirá de alimento para los polinizadores.
  • Pide al colegio de tu hijo que organice jornadas de biodiversidad y paseos a reconocimiento de polinizadores.
  • Organiza cuentos y libros que estén al alcance de tus hijos para que se familiarice con el tema.
  • Conciéncialos sobre la importancia que tiene proteger la naturaleza.
  • Visita apiarios con el traje correspondiente y tomando todas las precauciones para que sea una grata experiencia para tu hijo.
  • Cocina cosas relacionadas con la miel como galletas en la que ellos participen.

“La pedagogía verde se diferencia de otras formas de crianza y formación, porque no excluye, sino que respeta y brinda un lugar fundamental a la espontaneidad, las emociones, necesidades y deseos de los pequeños.”

 

 

Soñamos con estos nuevos humanos conscientes e involucrados con la protección de la naturaleza, es nuestra esperanza y luchamos por dejar un planeta mejor para ellos, así que cuando tu hijo te diga…“Papá, mamá…quiero ser apicultor”, recuerda que ese solo deseo puede despertar a un futuro Ecologista, Naturalista, Biólogo, Entomólogo…etc.

', '
' ); ?>
Tagged: , , ,