El Grupo de Investigación Reconocido (GIR) Técnicas de Separación y Análisis Aplicado (TESEA) de la Universidad de Valladolid (UVA), en colaboración con el Centro Apícola Regional de Marchamalo,

Los investigadores del centro encontraron residuos de resveratrol en muestras comerciales de polen de A. mellifera publicado en la revista científica Foods Analytical Method

Polen y resveratrol
Polen de abeja contiene resveratrol según investigación

Resveratrol

En primer lugar el resveratrol es un estilbenoide, un tipo de fenol natural y una fitoalexina que se produce de manera natural en varias plantas como respuesta a una lesión o cuando se encuentran bajo el ataque de patógenos, tales como bacterias u hongos.

Las fuentes alimenticias del resveratrol incluyen las uvas, arándanos, frambuesas, cacahuetes, etc

En segundo lugar tiene un gran interés por sus potenciales efectos beneficiosos para la salud: es antioxidante, anticancerígeno y tiene potencial para control de la arteriosclerosis, la artritis y las enfermedades cardiovasculares.

polen y resveratrol

Un tesoro

Así mismo el polen es también un “tesoro” alimenticio natural por las diversas sustancias nutritivas que lo conforman y se le considera “absolutamente completo” ya que contiene los 22 aminoácidos esenciales necesarios para el organismo humano.

La investigación

Como plantea José Bernal, uno de los investigadores que ha participado en el estudio, el resveratrol está presente en diversas plantas cuyo polen puede ser potencialmente transportado por las abejas.

¿Podría también tener resveratrol el polen de abeja?

“Sobre todo analizamos muestras de seis pólenes de abeja comerciales distintos que se encuentran en cualquier supermercado y hallamos residuos de trans-resveratrol en cinco de ellos y de cis-piceido en uno”

polen y resveratrol

Aunque la cantidad de trans-resveratrol varió en función de la muestra, en algunos pólenes el contenido fue cercano a miligramo por kilogramo, una cifra “relativamente elevada” que no era esperada por los investigadores.

Método de análisis

El método usado está basado en la cromatografía de líquidos acoplada a la espectrometría de masas capaz de identificar los cuatro compuestos en menos de 35 minutos.

El resveratrol presenta dos isómeros (cis y trans), que son compuestos con igual fórmula molecular pero que presentan estructuras químicas distintas, y por consiguiente, diferentes propiedades.

De los dos isómeros, es el trans-resveratrol el que se ha hallado en el polen de abejas comercial y el que presenta una mayor actividad biológica.

Asimismo, por efecto de procesos de degradación, el resveratrol se puede transformar en otros compuestos denominados piceidos, cis y trans, respectivamente.

Analizando compuestos del polen

El método es uno de los aspectos más relevantes del trabajo ya que no se había publicado ningún método para analizar estos compuestos en polen de abeja con anterioridad. Probablemente permite cuantificar de forma eficaz y sencilla los cuatro compuestos.

polen y resveratrol

“En el estudio no se encontraron residuos de trans-piceido en ninguna de las muestras comerciales analizadas, y tan sólo hallamos cis-piceido en una sola muestra y a baja concentración.

No obstante, estos compuestos presentan una menor actividad biológica que el trans-resveratrol”

Curiosidades del polen

1 kilogramo tiene 3 veces más cantidad de proteína que la misma cantidad de carne de res.
Es el único nutriente conocido para la próstata.
Un estudio realizado en 1946 mostró que la mayoría de los longevos de más de 100 años, eran apicultores que consumían polen diariamente.
Se encuentran casi todas las vitaminas.
Un kilo de pan de abejas ocupa 7000 celdillas de un panal.
El pan de abejas tiene triple valor nutritivo y triple acción antibiótica que el polen.
En cada vuelo, una abeja lleva a la colmena hasta 15 mg. de polen en 2 pelotitas.

Más para contarte

Además para conseguir recolectar 1 kg. de polen, una abeja debe realizar más de 60.000 vuelos.
Las flores producen una gran cantidad de polen. La flor del manzano contiene cerca de 100.000 granos y un amento de avellano, puede llegar a tener más de 4 millones.
Igualmente forma conocida de aprovechamiento del polen de las flores, es por medio de la abeja melífera; por consiguiente aún no se ha podido recolectar de ninguna otra forma.
Las abejas, mediante la recogida de polen, aseguran la polinización de más del 70% de las flores y la maduración de frutos y semillas.
El 75% de la alimentación mundial depende de la actividad polinizadora de la abeja melífera.

FUENTE https://link.springer.com/article/10.1007/s12161-014-0048-8

La Crónica de Guadalajara