Apadrina
Publicaciones

¿Por qué la miel cristalizada es buena?

Published on 12/09/2019 under Boletín de Noticias
¿Por qué la miel cristalizada es buena?

¿Por qué la miel cristaliza?

Ocurre  a menudo en las despensas de los hogares. Probablemente es invierno, y el tarro que una vez contenía miel dorada y líquida ha cambiado de repente y se vuelve dura o semi-sólida.

Esta cristalización es normal, pero suele ser causa de disgusto, ya que el dueño de la miel siente que su tarro de deliciosa miel blanda se ha estropeado de repente.

Sin embargo, este proceso es natural, la verdadera miel cruda se cristaliza. De hecho, refleja que tu miel es natural y de buena calidad.

De forma natural, la miel a menudo cristaliza, pués su estado final es sólido. Es un proceso espontáneo, la miel entre 12 a 16 grados cristaliza aceleradamente, cambia de color y forma cristales. El proceso no siempre es uniforme, y a veces los cristales forman hilos o gramas en el frasco de miel, mientras que el resto sigue siendo líquida.

¿Cómo se produce la cristalización de la miel?

Algunos cristales son grandes y arenosos, mientras que otros son normales. Entonces, ¿cómo se produce esto? La miel, es una solución sobresaturada de tres azúcares: la glucosa,  la fructosa y una pequeña cantidad de sacarosa. Este fenómeno natural se produce cuando la glucosa – uno de los tres azúcares principales en la miel-  espontáneamente se precipita. La glucosa pierde el agua (convirtiéndose en glucosa monohidrato) y toma la forma de un cristal (un cuerpo sólido con una estructura ordenada). Los cristales hacen una formación de entramado que inmoviliza otros componentes de la miel en una estructura suspendida, creando el estado de cristal semi-sólido. 


A pesar de este hecho extraño, en realidad no hay efecto en la miel misma; todavía va a tener el mismo sabor y no se ha deteriorado en calidad de ninguna manera. En realidad, este proceso funciona de la manera opuesta, preservando el sabor y la calidad del producto.

A medida que el sabor se hace más rico en esta forma, y la viscosidad más alta de la sustancia significa que es más fácil de difundir, la miel cristalizada a veces es preferida por los consumidores, y se pide en ciertas recetas. Es la consistencia perfecta para difundir en tostadas o sandwiches!

Sin embargo, si quieres revertir tu miel de vuelta a su forma líquida original, el frasco de miel se puede colocar en una olla de agua caliente y calentado a bajo calor,sin superar los 43 grados a baño maría, hasta que ésta se vuelva líquida de nuevo.

Alternativamente, el frasco puede ser dejado en un tazón de agua caliente durante un largo período de tiempo, no sobre la estufa. 

No te desesperes ni tires tu miel cuando está  cristalizada, está (posiblemente) en su mejor momento y más sabrosa.