Apadrina
Blog

Residuos en la cera de abejas

Published on 06/02/2018 under Blog
Residuos en la cera de abejas

Inocuidad de la cera, la clave para la sanidad de la colmena

A todos los problemas que se suman a la creciente desaparición de las abejas existe uno más que es de suma importancia y preocupación. La cera.

Investigadores de la Universidad de Teramo, Italia, estudiaron muestras de cera y encontraron varios residuos: varroazidas sintéticas, agentes agrícolas e incluso insecticidas como el DDT. 

En un estudio de 178 muestras de cera en Italia, con un límite de cuantificación de 0,01 mg / kg, el 74 por ciento de las muestras estaban contaminadas con al menos una sustancia activa. Los residuos de varroacidios sintéticos fueron los más prevalentes, como en estudios previos de otros países. Además, hubo residuos de la agricultura, incluidas sustancias que son tóxicas para las abejas.

 “El mayor problema es que a través de las décadas de aplicación de productos químicos en las colmenas, prácticamente toda la cera que se encuentra en el mercado está contaminada. Y no podemos usarla”.

¿Cuántos residuos hay en la cera de abeja?

La sanidad de un colmenar depende de la cera. La cera de las abejas no es un producto animal de libre manipulación, es el eslabón más delicado y trascendental en el ciclo reproductivo del insecto

Al mismo tiempo es un reflejo de sanidad, tanto para las abejas, como para la producción de éstas, por tanto no puede sustituirse, como otros productos que no genera vida.

 

 

 

 

“No podemos olvidar que la cera es una secreción glandular de las abejas, compuesta de una serie de ácidos grasos específicos”. Por tanto, es la continuidad de la cadena reproductiva de apis melífera, que no puede ser alterada por elementos ajenos a su naturaleza de origen, al extremo de ser específica entre los distintos tipos de abejas”. (Mario Flores)

 

Un noble producto

La cera por ser un preciado y noble producto, en diversos usos industriales, y de gran miscibilidad con una serie de productos orgánicos, más la variedad de tonalidades ha generado una suerte de abuso de esta propiedad, con graves consecuencias en la reproducción y sobrevivencia de las colonias de abejas.

“Desafortunadamente, dice Flores, hoy tenemos nuestras ceras contaminadas con productos ajenos a ellas, como ser grasas animales, resinas, anilinas liposolubles, parafinas, y otros. Con graves consecuencias para el desarrollo de nuestra apicultura y con los días contados de una producción competitiva en el mercado internacional, desde el punto de vista de contaminantes y residuos, si no se revierte esta situación. Pero esto no solo afecta a la producción, sino fundamentalmente a la sanidad de las abejas, haciéndolas presa fácil a las diferentes enfermedades, gran mortalidad invernal, subdesarrollo de colonias, sintomatologías similares a varroasis, acariosis, nosemosis, loque europea, e incremento de cría yesificada”.

 

A los contaminantes o adulteraciones de la cera se suma sin duda alguna, la gran cantidad de residuos, como resultado del tratamiento con productos químicos contra varroa, lo que deberá sustituirse por ácidos orgánicos y aceites esenciales que no dejen residuos.

 

A los contaminantes o adulteraciones de la cera se suma sin duda alguna, la gran cantidad de residuos, como resultado del tratamiento con productos químicos contra varroa, lo que deberá sustituirse por ácidos orgánicos y aceites esenciales que no dejen residuos.

La solución al grave problema de la cera pasa por la toma de conciencia del apicultor y la confiabilidad de las estampadoras. El apicultor necesariamente, tendrá que sanear sus colmenas, retirando las ceras contaminadas, reemplazándola por cera pura certificada, luego producir su propia cera.

¿Cuál es la solución para mejorar la calidad de las ceras?

  • Una solución sería el llamado “edificio natural”, es decir, no le das cera extranjera a las abejas, tu propia cera vieja no se reutiliza; Las abejas “tienen permitido” sudar suficiente cera nueva cada año y construir su propia planta en forma de panal sin especificación a través de paredes centrales al 100% de ellas mismas.
  • Utilizar ácidos orgánicos naturales no tóxicos para el control de Varroa.
  • La cera de abeja libre sólo se puede obtener en la apicultura orgánica y en donde las enfermedades de las abejas son tratadas con productos orgánicos.

Fuentes.

australtemuco.cl/site/apg/campo/pags/20030719225307.html

beeorganic.de/rueckstaende-im-bienenwachs/

https://www.bienenjournal.de/aktuelles/meldungen/wachsproben-zeigen-rueckstaende/

 

 

', '
' ); ?>
Tagged: , , , , ,