Apadrina

Etiqueta: química

Las plantas usan estrategias publicitarias para atraer abejas con color y aroma

Published on 17/04/2018 under Blog
Las plantas usan estrategias publicitarias para atraer abejas con color y aroma
Ver plantas y polinizadores como las abejas puede enseñarnos mucho sobre cómo funcionan las redes complejas en la naturaleza. Hay miles de especies de abejas en todo el mundo, y todas comparten un sistema visual común: sus ojos son sensibles a las longitudes de onda ultravioleta, azul y verde del espectro de luz. Este antiguo sistema visual a color es anterior a la evolución de las flores , por lo que las flores de todo el mundo han desarrollado generalmente coloridas floraciones que las abejas pueden ver fácilmente. Por ejemplo, las flores, tal como las perciben los sistemas visuales sensibles a los rayos ultravioletas, se ven completamente diferentes de lo que los humanos pueden ver . Sin embargo, sabemos que las flores también producen una variedad de aromas complejos y cautivadores. Entonces, en entornos naturales complejos, ¿qué señal debería permitir a una abeja encontrar flores: color o aroma ? Nuestra última investigación descubrió un resultado sorprendente. Parece que, más que tratar de competir entre sí en color y aroma para la atención de las abejas, las flores pueden trabajar juntas para atraer a los polinizadores en masa . Es el tipo de enfoque que también funciona en el mundo de la publicidad.   Increíble cantidad de trabajo de campo El pensamiento clásico sugeriría que las flores de una especie en particular deberían tener firmas de flores razonablemente únicas. Tiene sentido que esto debería promover la capacidad de una abeja para encontrar constantemente la misma especie de flor gratificante, promoviendo la transferencia eficiente de polen. Por lo tanto, una vista de competencia de la evolución de las flores para diferentes especies de flores del mismo color, por ejemplo, púrpura, sugeriría que cada especie de planta floreciente debería beneficiarse de tener diferentes aromas para permitir la constancia del polinizador y la fidelidad de las flores. Por la misma lógica, las flores con los mismos aromas deben tener diferentes colores para que se distingan fácilmente. Para saber con seguridad qué sucede, se requiere una gran cantidad de trabajo de campo. Los desafíos incluyen medir los colores de las flores utilizando un espectrofotómetro (un instrumento muy sensible que detecta las sutiles diferencias de color) y también capturar las emisiones de olor a flores vivas con bombas especiales y trampas químicas.   Al mismo tiempo, para registrar la "clientela" real de los polinizadores de las flores, se requieren registros detallados de las visitas. Estos datos luego se integran en modelos para la percepción de las abejas. Los análisis estadísticos nos permiten comprender las…
continue reading

La química natural y sana de la miel

Published on 21/11/2016 under Blog
La química natural y sana de la miel
Las abejas son maestras de la química. Usando enzimas y técnicas de deshidratación, estas científicas del mundo natural son capaces de transformar el azúcar del néctar en un alimento super energético. No es una hazaña pequeña—la miel está compuesta de al menos 181 componentes químicos. Su sabor único es resultado de complejos procesos químicos, es por esto que los siropes azucarados que pretenden sustituirla no pueden ni compararse. No pueden copiar la sabiduría innata de la madre naturaleza. Solo el año pasado, las abejas produjeron el impresionante número de casi 100 millones de kilos de miel. Eso es bastante química. La miel está compuesta mayormente por los azúcares glucosa y fructosa. Es lo que los científicos denominan una solución sobresaturada. Cuando el azúcar es mezclado en un vaso de agua, una parte del azúcar quedará en el fondo del vaso. Eso es porque el agua (disolvente) solo podrá disolver una cierta cantidad. Pero, si el agua está caliente, más y más azúcar puede ser disuelto. Es por esto que en la sobresaturación, el calor, las enzimas u otros agentes químicos pueden incrementar la cantidad de material que puede ser disuelto. Estas soluciones tienden a cristalizar fácilmente. Los siropes, los dulces y la miel son considerados productos sobresaturados. Es por este estado de sobresaturación, y su bajo contenido en agua (15-18%), que la miel es viscosa. Eso significa que es bastante consistente a pesar de su fluidez, incluso a veces es sólida. Sus ingredientes principales son carbohidratos (azúcares), pero también contiene vitaminas, minerales, aminoácidos, enzimas, ácidos orgánicos, polen, fragancias y sabores vegetales. Toda la miel empieza con el néctar. Mientras que la miel es viscosa y tienen poco agua, el néctar es 80% agua más o menos. Es una solución muy poco espesa—sin color y ni de cerca igual de dulce que la miel. Es también químicamente diferente. Mediante el uso de enzimas, las abejas son capaces de convertir los azúcares compuestos del néctar en azúcares más sencillos. Esta es la razón por la que la miel es mucho más fácil de digerir que el azúcar de mesa. Sus azúcares (glucosa y fructosa) son más sencillos que la sacarosa (azúcar de mesa). Al azúcar se le conoce a veces por el nombre de “carbohidratos dulces.” (Los carbohidratos son una de las tres clases primarias de alimentos, junto con las proteínas y las grasas.) Algunos azúcares como la glucosa y la fructosa…
continue reading