Apadrina

Etiqueta: visión de las abejas

Cómo ve una abeja. El aparato visual de la Apis mellifera

Published on 01/08/2016 under Blog
Cómo ve una abeja. El aparato visual de la Apis mellifera
Las abejas adaptan su visión en función de su vuelo o búsqueda de alimentos. Y tres ojos primitivos adicionales le ayudan a saber la hora solar. El aparato visual de las abejas está formado por dos grandes ojos compuestos situados en posición dorso-lateral de la cabeza y tres pequeños ocelos (pequeños ojos) organizados en triangulo en la parte frontal de la misma. Los ojos compuestos están formados por un conjunto de unidades ópticas simples, alrededor de 6000 por cada uno, llamadas omatidios, cada una de estas unidades captan una pequeña y especifica porción del campo visual que envían al sistema nervioso el cual procesa y forma una única imagen compuesta por miles de puntos, como si fuese un mosaico. La imagen que se genera no tiene nitidez, debido a eso las abejas tienen que acercarse a una distancia de 5 cm de una flor para distinguirla de las plantas y hojas; aunque para esta labor utilizan otros sentidos (ver artículo Las antenas de las abejas son el olfato, oído y tacto). Otro factor importante es la percepción de los colores que está estrechamente relacionada a la polinización de las plantas con flores; las abejas tienen una mayor sensibilidad a longitudes de onda menores del espectro visual y menor sensibilidad para las longitudes de onda larga, eso significa que las abejas perciben los colores del mundo que las rodea de manera muy distinta respecto a los vertebrados superiores. Las flores aprovechan de esta sensibilidad visual de las abejas para su propio beneficio. A los ojos humanos, los pétalos pueden parecer de color uniforme pero éstos presentan áreas que reflejan la luz ultravioleta que guían las abejas hacia la fuente de polen, garantizando de esa manera la polinización. Diferente es la situación en la percepción de las longitudes de ondas largas que estimulan muy poco los omatidios, lo que deriva que una flor que al ojo humano puede parecer roja, una abeja la percibirá de color negro. Para las abejas la percepción de los colores depende también de otro factor, la velocidad de vuelo, cuando se encuentran en vuelo a elevada velocidad no perciben los colores, solo vienen  percibidos cuando se acercan y dan vueltas lentamente alrededor de las flores. También el objetivo del vuelo afecta a la percepción de los colores, cuando las abejas se mueven hacia una fuente de alimento tienen una excelente capacidad de discriminar los colores, porque el…
continue reading